Retirada y gestión del amianto en Vizcaya/Bizkaia


El amianto, o asbesto, es referido a un grupo de minerales fibrosos, que están formados por largas y resistentes fibras que pueden ser entrelazadas y son muy resistentes a altas temperaturas. Fue un material ampliamente utilizado en la construcción en tiempos pasados, y era distribuido por la empresa Uralita, llegando a ser tan famoso que a este material se le empezó a conocer como uralita. Con el paso del tiempo se convirtió en un residuo peligroso que debe ser objeto de retirada y gestión del amianto en Vizcaya/Bizkaia por un gestor de residuos autorizado para su transporte y tratamiento.

retirada gestión amianto vizcaya bizkaia


Peligros del amianto

Si el producto que está formado por amianto está en perfecto estado no conlleva riesgos. El peligro de este material proviene de las fibras de las que está formado y que se liberan cuando el producto se rompe: al realizar trabajos sobre ellos, al desgaste por el paso del tiempo, al romperse o partirse,… pueden liberar al aire fibras de tamaño microscópico, que pueden adherirse a la ropa y finalmente inhalarse.

Es considerado como un agente cancerígeno. Las principales enfermedades que puede provocar afectan al sistema respiratorio, tan graves como el cáncer de pulmón, el mesotelioma maligno o asbestosis.


Cómo gestionar la retirada de amianto

Si son objetos de pequeño tamaño que no están rotos, deben envolverlos (por ejemplo con plástico film) y llevarlos cuidadosamente a un punto limpio o ecoparque.

Si son objetos mayores, o están rotos o dañados, deben ser muy cuidadosos y evitar riesgos innecesarios. Lo aconsejable es contactar con una empresa de gestión de residuos para que lo retire de manera segura y adecuada.

Únicamente un gestor de residuos autorizado por Medio Ambiente debería retirar este tipo de residuos.

Para asegurar una correcta trazabilidad del residuo, la empresa de DESAMIANTO que lo genera deberá recibir la siguiente documentación de su gestor:

  • Documento de aceptación del residuo.
  • Notificación previa de traslado.
  • Documentos de control y seguimiento.

La empresa productora del residuo, en este caso DESAMIANTADOS MARTÍN LORENZO, está en la obligación de etiquetar correctamente estos residuos y almacenarlos de manera adecuada, esto es, deben ser almacenados en depósitos estancos que no presenten pérdidas ni fugas por las que puedan salir las fibras. Si el material es demasiado grande para meterlo en un recipiente estanco, se procederá sin romperlo, a paletizarlo y y cubrirlos totalmente de plástico retráctil.

Lo más importante es asegurarse de que no haya contaminación por fibras en ninguna de las fases del residuo: retirada – almacenamiento – transporte – tratamiento final.