Inyección de epoxi en tuberías de fibrocemento


DESAMIANTO MARTÍN LORENZO es una empresa especialista en la rehabilitación de tuberías de fibrocemento sin realizar obras. Damos servicio a tuberías deterioradas con y sin acometidas, en edificios como: casas unifamiliares, pisos, hoteles, hospitales, oficinas y colegios.

Estamos especializados en edificios históricos y evitamos la liberación de fibras de amianto.

Este sistema no causa ningún tipo de molestia a los residentes y pueden llevar la rutina con normalidad, es más económico que el sistema de reemplazo tradicional. Los suelos y paredes se conservan intactos.

inyección epoxi tuberías fibrocemento


Sistema de inyección de resina en tuberías

Consiste tal y como se ve en la imagen en la proyección circular continua de la resina epoxi en varias capas milimétricas, hasta conseguir el grosor adecuado. El resultado final es como una nueva tubería 100% funcional, se eliminan todo tipo de porosidades y juntas.

También se consigue el aumento de la capacidad hidráulica, este sistema es viable con y sin acometidas y codos.

Este sistema posibilita la rehabilitación de bajantes de fibrocemento o bajantes de uralita sin necesidad de manipularlos, evitando de esta manera tanto la liberación de amianto al medio, como el sobrecoste en los sistemas de prevención necesarios y en la gestión del residuo generado.


Proceso de inyección de resina en tuberías de fibrocemento

Antes de empezar nuestro trabajo hacemos una comprobación mediante cámaras TV de las tuberías y la viabilidad del sistema de inyección de epoxi. Este paso nos permitirá por un lado agilizar el trabajo al tener un conocimiento previo del estado de las tuberías y por otro conocer aquellos puntos críticos de las conducciones que precisen de un trato más delicado o exhaustivo.

Se limpia la tubería a tratar por medios mecánicos mediante el uso de un cepillo rotativo para la eliminación de restos adheridos en el interior y la posterior aplicación de líquidos que “arrastren” los posibles restos que pudieran quedar.

A continuación, secamos mediante una turbina de aire para facilitar la aplicación del producto definitivo.

Proyección en 360º de la resina epoxy que reviste y renueva el interior de la conducción con un grosor en función del diámetro de la tubería a tratar que oscila a partir de los 3 mm, momento a partir del cual comenzamos un proceso de curación aproximado de 1 hora para que el compuesto adquiera la firmeza y resistencia necesaria, resistencia y firmeza que aumentan con el paso del tiempo.

Al finalizar el trabajo en cada tramo revisamos que la aplicación ha sido perfecta, y así tener la tranquilidad y certeza total de la eficacia del mismo, igualmente revisamos los tramos anexos a la bajante si fuera preciso.